Menu
Otros post

Cómo elegir el mejor colchón para hacer colecho

Unos meses antes de que naciera Tai no había escuchado nunca la palabra colecho ni, por supuesto, sabia lo que era. Pero cuando me quedé embarazada esta palabra empezó a aparecer por todos lados y surgió la gran pregunta ¿Vas a hacer colecho? La verdad es que no sabía muy bien qué responder porque, ante mi ignorancia de todo aquello relacionado con la maternidad, no tenía ni idea de cómo iba a gestionar el momento del sueño pero, así de primeras, no me parecía una mala idea. Finalmente decidimos poner junto a nuestro colchón una cuna de colecho planeando que Tai pasaría ahí las noches plácidamente ¡Que ilusa!

Después de unos meses de convivencia con el recién llegado, al final hemos acabado durmiendo todos en el mismo colchón. El colecho ha llegado de forma natural a nuestras vidas y hoy puedo decir que creo que es la opción más cómoda y saludable para todos. No voy a entrar en  enumerar las ventajas o inconvenientes de esta práctica porque hay mucho escrito sobre ello, pero después de leer mucho sobre el tema, hoy quiero hablaros sobre qué colchón es mejor para hacer colecho con un bebé.

Una cuestión de tamaño

Tras varios meses durmiendo todos juntos en el mismo colchón puedo deciros que ¡El tamaño importa! y cuanto más grande sea el colchón más cómodos vais a dormir todos. Los fabricantes deberían hacer una nueva categoría de colchones buenos y baratos con medidas especiales para hacer colecho, aunque, hasta entonces, debemos adaptarnos a las medidas estándar que hay para colchones de matrimonio.

  • Colchón de matrimonio estándar: 140 x 190 cm
  • Colchón tamaño queen: 152 x 200 cm
  • Colchón tamaño king: 200 x 200 cm

Si tienes espacio suficiente en tu habitación escoge el tamaño king, así podréis dormir los tres (o cuatro) en la misma cama cómodamente. Sino… seguro que el papá más de un día tendrá que marcharse a otra habitación. Otra opción es pedir un colchón a medida, ahora puedes encontrar colchones online economicos hechos a tus necesidades. 

Un colchón firme y adaptable

Cuando varias personas duermen en el mismo colchón y cada uno tiene necesidades tan diferentes, lo mejor es optar por un colchón firme y adaptable. Ahora la tecnología con la que se fabrican los colchones ha evolucionado muchísimo y puedes encontrar colchones muy baratos y al mismo tiempo muy buenos.

Nosotros tenemos, y recomiendo totalmente para hacer colecho, un colchón que combina muelles y viscoelástica, este tipo de colchón permite que se adapte a cada miembro de la familia según sus necesidades sin que afecte a los demás. Es decir, aunque papá pesa más, su zona se adapta a él sin que la zona donde duerme el bebé se deforme. Además es un colchón firme, ni muy duro ni muy blando. 

Sobre un canapé que te permita almacenaje extra

Por último, lo ideal es reposar el colchón sobre un somier firme y resistente que evite que el colchón se deforme. Mi recomendación, siempre que sea posible, es optar por un canapé antes que una base con patas. Hay muchas opciones de canapés baratos y son una buena opción para tener un poco de almacenaje extra en casa y aprovechar el espacio que hay debajo de la cama.

 img_aphillips_20181101-174924_imagenes_lv_terceros_colecho-226-kPSE-U452680046067SKB-992x558@LaVanguardia-Web

En resumen, en cuanto al colchón, después de haber probado el colecho en primera persona mi recomendación es hacerte con un buen colchón, de un tamaño grande, que sea adaptable a todos los miembros de la familia y que pueda ponerse sobre un canapé. Si tu presupuesto es reducido, porque todos sabemos que con un bebé en casa los gastos se disparan, te recomiendo buscar online porque puedes encontrar colchones baratos, además, piensa que si vas a hacer colecho no vais a necesitar cuna y el presupuesto que tenías para ella lo puedes destinar a buscar el mejor colchón de todos. Echa un ojo a esta tienda de colchones baratos en valencia porque tienen ofertas muy buenas.

En cuanto al colecho en sí, creo que es una forma estupenda de dormir con un bebé, sobre todo si está siendo alimentado con lactancia materna. Es una forma cómoda de estar con él y atender sus necesidades por la noche sin desvelarte demasiado ni despertar a toda la familia. Si estáis dudando si hacerlo o no, probad, os va a encantar.

Espero que este post os haya resultado útil y os animéis también con el colecho. Un abrazo para todos y todas, sed felices, nos vemos en las redes.

 

About Author

Creativa por naturaleza, he trabajado en televisión, radio, teatro e Internet. Community Manager, productora, diseñadora, amante de la naturaleza, aventurera, curiosa, creativa y lo que surja.....

No Comments

    Leave a Reply

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

    Aviso de cookies