Menu
Herramientas / Recursos

Organizar las herramientas de tu taller personal

Es el sueño y la pesadilla de muchos aficionados al bricolaje. Tener un lugar dedicado exclusivamente a las herramientas, que no falte ni una sola de las necesarias y muchas otras que se utilicen ocasionalmente, es perfectamente compatible con tenerlas ordenadas, limpias y listas para ser usadas

En más ocasiones de las que son deseables se pierde el valioso tiempo que se dedica a los arreglos de la vivienda o a la creación de los proyectos particulares de bricolaje buscando la herramienta necesaria. Algunas veces incluso no se localizan y hay que pedir prestadas o utilizar otras que no son tan funcionales. En estas situaciones, algo que tiene como objetivo pasar un rato entretenido, disfrutando de una sana actividad, se convierte en una situación incómoda, llena de ira y frustración.

Lo más aconsejable para tener un taller casero ordenado es elegir de entre el amplio surtido de cajas de herramientas que se ofrece en Misstoolbox. Es esta la tienda online especializada en este tipo de objetos que se ha convertido en un referente absoluto para todo aquel que quiera tener sus herramientas ordenadas y protegidas adecuadamente. Gracias a su excelente y completo blog, el usuario de esta página tendrá acceso a la más útil información en este sentido, además de acceder a sabios consejos y asesoramiento especializado para optimizar el uso de las cajas de herramientas.

La organización en una caja de herramientas

Como norma general, tienen forma rectangular con un asa en el centro para facilitar su transporte, además de tener una apertura por la parte superior. En el interior de estas cajas se incluyen bandejas con compartimentos para las distintas piezas, tornillería, puntillas, tuercas, arandelas…

En cuanto a la disposición de las distintas herramientas se deberán colocar en el interior en sentido horizontal. En la parte superior exteriormente, los distintos diseños pueden ofrecer varios compartimentos para las pequeñas piezas que se utilizan con más frecuencia.

Se distinguen dos tipos de cajas según el material en el que están fabricadas; de metal para profesionales y de plástico resistente para un uso más particular. 

Además de las clásicas cajas de herramientas, el mercado ofrece una amplia variedad de organizadores para almacenar por grupos diferenciados tanto piezas como utensilios. Estos son algunos ejemplos.

Maletines para herramientas

En estos maletines la organización viene predefinida, pues cada utensilio tiene su propio lugar marcado por su silueta donde va colocado y sujeto por la presión del molde dispuesto en su interior. Su escaso fondo impide guardar aparatos de grandes dimensiones, sin embargo, es una excelente opción para mantener a buen recaudo las herramientas más útiles y recurrente y trasladase con ellas fácilmente.

Su capacidad se enfoca en la agrupación de útiles especializados en un sector o actividad determinada. De este modo, se localizan maletines para guardar las herramientas de fontanería, de electricidad, para las tareas básicas de bricolaje, mecánica de automóviles…

Los maletines ocupan muy poco espacio y, como se ha dicho, son muy cómodos para trasladarlos de un lugar a otro. En este sentido, son preferibles a las cajas de herramientas, más pesadas y trabajosas.

Tipos de organizadores para el taller casero

Además de las cajas y maletines, útiles tanto para almacenar y ordenar las herramientas y piezas que se utilizarán en el hogar como para su transporte, existen otros sistemas de organización que son solo eficaces dentro de las instalaciones del taller. Estos son algunos de los más utilizados para ordenar de manera eficiente, ocupando el menor espacio posible.

Paneles o Racks

Para tener las herramientas siempre a la vista, lo más idóneo será montar un panel sobre la pared donde colgarlas. El mercado ofrece una gran cantidad de modelos y medidas para adaptarlas al hueco de la pared donde se quiera colocar. Una vez colocado, lo más aconsejable es llevar a cabo una organización según las categorías de trabajo. De este modo, todas las que sean para trabajar la madera ocuparan el mismo espacio, distinto al que ocupan las destinadas a la electricidad o a la fontanería.

Carros portátiles

Utilizados también de forma profesional, sobre todo en los garajes y talleres de reparación de vehículos, poseen la ventaja de poder ser trasladados a la zona de trabajo con todas las herramientas, tornillería y piezas necesarias con facilidad. Son elementos rígidos y resistentes con ruedas y empuñaduras para su control. Pueden ser verticales o modulares.

Arcones

En este caso se trata de muebles con una gran capacidad que pueden aceptar herramientas eléctricas de mayores dimensiones. Aunque poseen asas para trasladarlos, su peso y envergadura hace obligatorio elegir un lugar apropiado para dejarlo de forma permanente. Como mucho, se podrán cambiar de lugar en los momentos de limpieza del taller o para casos excepcionales para usar las herramientas en otro lugar.

Armarios

Al igual que los arcones requieren de un espacio dentro del taller para que permanezcan inmóviles, y a diferencia de ellos no portan asas para posibles traslados. Sus grandes medidas los hacen inservibles para trasladarlos a ningún lugar. Sin embargo, permite una distribución muy específica, limpia y clara de un buen número de herramientas y materiales de trabajo.

 

About Author

Creativa por naturaleza, he trabajado en televisión, radio, teatro e Internet. Community Manager, productora, diseñadora, amante de la naturaleza, aventurera, curiosa, creativa y lo que surja.....

No Comments

    Leave a Reply

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

    Aviso de cookies