DIY&Craft

Organizar tu material de manualidades de forma rápida y práctica

11 diciembre, 2018

Está claro que a todos (o la mayoría de los que leéis este blog) os encanta hacer manualidades y también, (y me incluyo) está claro que siempre queremos estar innovando con nuevas técnicas. Sin embargo, en muchas ocasiones nos hacemos con herramientas y material nuevo y la mayoría de las cosas que utilizamos acaben un poco desperdigadas y esparcidas en nuestro espacio de trabajo.

Al igual que la creatividad y el empeño son importantes para iniciar un proyecto, también es imprescindible que podamos mantener un orden en nuestras cosas, de este modo podremos saber con qué contamos y así poder renovar las existencias de lo que se ha ido agotando, de lo contrario terminaremos con más cosas de las que necesitamos o sin saber en realidad que tenemos.

organizar-material-de-manualidades

La mejor forma de organizar tus materiales

Seguramente, al pensar en organizar todas tus cosas para las manualidades te vienen a la mente algunas imágenes de estanterías y armarios repletos de cajas apiladas. Aunque, en realidad, este tipo de organización resulta poco funcional en el momento en que necesitas buscar algo. Es entonces cuando se requieren soluciones prácticas que se adapten a tus necesidades en particular.

Los organizadores son una opción fantástica para dar un poco de orden a cualquier espacio. Se pueden conseguir en diversos tamaños, colores y materiales que siempre resultarán muy cómodos, duraderos y en especial baratos en comparación con otros utilizados en este tipo de actividades. Aquí puedes ver modelos, colores y materiales distintos. La idea es encontrar organizadores para tu casa de alta calidad, pero con diseños variados y así tus artículos o herramientas no estarán de aquí para allá.

Ideas para utilizar organizadores

Otra de las ventajas que tienen los organizadores es el hecho de que aunque se empleen de distintas formas siempre resultarán muy convenientes, ya sea dentro de armarios, sobre la mesa o como separador en algún cajón. Aquí te presentamos algunas ideas para que puedas poner en práctica:

Organizadores por niveles o apilables

Sin duda deben ser uno de los infaltables dentro de tu cuarto de trabajo. Al ser de varios niveles te permiten establecer tu propio orden según la importancia o la frecuencia con que los utilizas, pudiendo separarlos de acuerdo con el tipo material o el uso que le des, sean de costura, pintura o tejido, entre otros. Son ideales para almacenar grandes cantidades dentro de un solo recipiente y al ser transparentes resultan más fácil identificar el contenido.

Puedes encontrarlos en una amplia variedad de medidas, por lo que tienes la posibilidad de adaptarlos a tus espacios. Al tener tapa y compartimentos o niveles, todo lo que allí guardes se va conservar en perfecto estado, además de que podrás transportarlos sin correr el riesgo a que se mezclen entre sí.

Bandejas

Las bandejas son de los organizadores más versátiles que encontrarás en el mercado. Al estar disponibles en una amplia variedad tamaños, te permite darle diferentes usos. Si buscas organizar un poco el interior de tus cajones, las que traen compartimientos son ideales para objetos pequeños como los de bisutería, los hilos de costura y hasta las agujas. Las lisas por su parte te servirán para otro tipo de artículos como cintas o incluso elementos de pintura que no corren el riesgo de extraviarse con facilidad. Este tipo de organizador resulta bastante práctico y cómodo.

Cubos, cestas o botes

Entre todos los elementos para organizar, quizá estos sean los que más alternativas ofrecen. Los de mayor tamaño son perfectos para rollos de tela, de papel o de goma eva, ya sea en una esquina en el suelo o debajo de una mesa. Aparte de mantenerse en orden y siempre a mano, estarás evitando que se doblen y terminen arruinados.

Los más pequeños podrás tenerlos encima del escritorio para los artículos de oficina como bolígrafos, marcadores o tus reglas. Si los tienes encima de alguna repisa o estante, podrías guardar algunos más altos como tubos de pintura o brochas, manteniendo todo en una misma área para cuando decidas pintar, por ejemplo.

En el mercado los puedes encontrar en una amplia variedad de materiales en los que están elaborados, desde plástico, metal, vidrio o incluso de lona. Básicamente dentro de ellos puedes poner de todo, desde recortes de tela, herramientas, botones, cintas, en fin, lo que se te ocurra o necesites.

Un toque extra de creatividad

Siempre tendrás la opción de armar tu propio diseño en el momento de ordenar. Por ejemplo los estantes pequeños los pegas entre sí y a continuación los aseguras en la pared de forma perpendicular, allí guardas desde tijeras, marcadores, pinceles, hasta tus lanas de bordar. En el caso de que sean de metal podrías colocarlos en un soporte magnético, además de estar todo en su lugar, el espacio también tendrá una decoración mucho más original.
Tener el orden es posible, pues además este término es algo con connotaciones personales en los que bien puede influir un sistema para guardar distintos artículos de la forma que uno mismo desee.

    Leave a Reply

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

    Aviso de cookies