Creatividad Descubre

Soñar nos hace más creativos

2 octubre, 2014

Ya son varios los experimentos y estudios que han llevado a cabo varias universidades sobre la relación entre soñar y el ser más creativo. Científicos de diversos países han estudiado los beneficios que aportan al cerebro el efecto de soñar.

El acto de soñar podría aportarnos una mejor memoria, mejorar la planificación futura y estimular la creatividad. Incluso, durante el sueño, se puede producir momentos de genialidad. Y podrían tener más beneficios pues es un campo que todavía se sigue estudiando.

LA FASE MOR POTENCIA LA CREATIVIDAD 

En un estudio reciente, los sujetos que tomaron siestas habituales con sueño MOR (REM en inglés, fase en los que los sueños son más intensos) obtuvieron un mejor resultado en las actividades sintácticas basadas en la creatividad. Según Sara Mednick, psiquiatra responsable del estudio, el sueño profundo ayudó a las personas a combinar sus ideas de forma novedosa.

En este mismo estudio, las personas se dividieron en tres grupos: Aquellos que tomaron siesta y llegaron a la fase MOR, los que tomaron siesta pero no llegaron a la fase MOR, y aquellos que descansaron pero no llegaron a dormirse. Los participantes que llegaron al sueño profundo mejoraron en un 40% su rendimiento respecto a los dos grupos anteriores. Esto significa que la fase MOR mejoró la capacidad de los sujetos para detectar vínculos sobre conceptos que aparentemente no tienen conexión.

Similares experimentos.

Científicos alemanes y estadounidense realizando otros tipos de experimentos llegaron a conclusiones similares sobre el beneficio del hábito de descansar.

Allan Hobson, de la Harvard Medical School de Boston tuvo otra teoría sobre el sueño profundo, que dice que durante el mismo las neuronas producen nuevas zonas de contacto que consumen energía. En esa fase el organismo desecha la sinapsis o contactos que no necesita y fijas las nuevas.

SOÑAR NOS HACE MÁS CREATIVOS 

Llevamos una vida ajetreada en una sociedad que nos exige un alto rendimiento. Ser productivo conlleva una ardua tarea que necesita nutrirse de la creatividad para resolver el problema. Pero después de un día de trabajo, de estar con hijos, de terminar de estudiar acabamos agotados y apenas dedicamos tiempo a actividades que potencien la creatividad.

¿Entonces, cómo potenciamos la creatividad?

Varios experimentos en este campo han conseguido relacionar el hábito de tomar siesta a nuestra capacidad creativa. Tomar una siesta y llegar al sueño profundo nos produce ciertos beneficios:aumenta la memoria, una mejor planificación futura, mejora la calidad de vida y estimula la creatividad.Incluso, durante el sueño, se puede producir momentos de genialidad.

 

Esos mismos experimentos determinan que al llegar a la fase REM (MOR, en español) o sueño profundo, se llevan a cabo unas conexiones neuronales que elimina los contactos que no necesita y fijan las nuevas que se crean.

Según Sara Mednick, psiquiatra responsable de uno de los estudios, el sueño profundo ayudó a las personas a combinar sus ideas de forma novedosa y tener un rendimiento mayor en comparación de otros usuarios que no llegan a esta fase. Esto significó que la fase MOR mejoró la capacidad de los sujetos para detectar vínculos sobre conceptos que aparentemente no tienen conexión.

SIN SUEÑO PERDERÍAMOS LA MEMORIA Y EL GENIO 

En los últimos años, estas investigaciones han demostrado que, sin darnos cuenta, nuestro cerebro durmiente repasa lo hecho durante el día, reforzando las asociaciones existentes. La memoria, como si un archivador se tratase, guarda la actividad reciente en el recuerdo y forma nuevas informaciones con impresiones antiguas.

Robert Stickgold, por el año 2000, descubría que en personas que no dormían le dejaba de funcionar la memoria procendural, que se encarga de que realicemos actos de forma automática sin estar concentrados. Sólo con una noche en vela bastaba para acabar con el proceso de aprendizaje.

NI TANTO NI TAN POCO 

Dormir es necesario, pero resulta igual de perjudicial el dormir poco o el pasarse de horas. Las horas de sueño normales son entre 7 y 8 horas, en las que nuestra actividad cerebral no se ve afectada. Esas horas serán suficientes para resguardar nuestra salud y nuestro rendimiento intelectual. Si un día se pasa de horas no tiene que sentirse culpable, ya que, como diría el psicólogo Mihaly Csiksyentmihalyi, autor del libro “Creatividad”,” el tiempo que perdemos durmiendo lo ganamos en calidad de tiempo vivido.”

Fuentes:

http://www.nationalgeographic.es/ciencia/estudiossugieren

http://www.dw.de/el-sue%C3%B1o-aumenta-la-creatividad/a-2217685

 

 

    Leave a Reply

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

    Aviso de cookies