Menu
hogar

Cómo saber cuando necesito cambiar mi colchón

En el blog os he hablado en varias ocasiones sobre colchones: os he propuesto trucos para saber cuál es el mejor colchón para ti si compras por internet, las claves de un colchón infantil o cómo debería ser un colchón colecho, pero en todas las ocasiones hay algo común que aún no hemos tratado en el blog ¡Hay que cambiar de colchón! y ¿Cómo saber cuándo es necesario cambiar de colchón? En el post de hoy vamos a ver algunas claves para saber el momento exacto en el que debemos renovar nuestro colchón, puedes leer más en Como Un Tronco 

Cuestión de tiempo

Los colchones son comos los coches, desde que los compras y empiezas a usarlo tienen un tiempo de vida útil. Puedes alargarlo más o menos pero llegará un momento en el que ese coche / colchón diga ¡Hasta aquí hemos llegado! y seguir usándolo puede llegar, incluso, a ser perjudicial para la salud. En general, el tiempo de uso de un colchón que haya tenido una buena vida y haya sido volteado con frecuencia, es de entre 8 y 10 años.

Los componentes del colchón se van desgastando con el uso de forma progresiva si su uso ha sido adecuado, sin embargo, si hemos maltratado el colchón de alguna forma y no hemos realizado un buen mantenimiento este tiempo se puede ver mucho más reducido. Por tanto, el tiempo puede ser una buena pista pero no debemos olvidar el resto de puntos que os voy a contar.

Baches y bultos

Siguiendo con el símil automovilístico uno de los principales indicadores visuales que nos indican que debemos cambiar el colchón es si éste presenta bultos o “baches”, es decir, zonas hundidas. Con un mantenimiento correcto estos problemas puede que no lleguen a producirse nunca pero son frecuentes en colchones que no hayan sido volteados. Algunos materiales son más dados a sufrir estas deformaciones que otros pero todos pueden llegar a tenerlos si no se ha hecho un uso adecuado del colchón. Con un simple vistazo al colchón podremos percibir si está deformado y empezar o no a plantearnos el cambio. 

Despertares cansados

El objetivo de todo colchón es brindarnos un descanso placentero y cuando dejan de cumplir esta función es sin duda el momento de cambiarlos. Si llevamos una temporada que nos levantamos con sensación de cansancio, de no haber dormido bien o incluso con dolores de espalda o de cuello, sin duda hay que plantearse qué está pasando y la primera de los factores a tener en cuenta es el colchón. Es el momento de preguntarse qué edad tiene ese colchón, si está en buenas condiciones o presenta deformidades etc. 

Cuestiones externas

Un factor que nos puede llevar a cambiar de colchón más allá de su estado es que por algún motivo y cambio en nuestras vidas necesitemos un colchón diferente. El ejemplo más claro y que nos ha pasado a nosotros recientemente es el de necesitar cambiar de colchón para poder hacer colecho , pero también podríamos incluir en este apartado otras circunstancias como enfermedades que requieran largas estancias en cama, por cambios bruscos de peso, por mudanzas y cambios en el espacio disponible de la habitación etc. 

¿Hay que cambiar el somier?

Pueeees, depende. Debemos hacernos dos preguntas, la primera es si el somier que tenemos es adecuado para el nuevo colchón que vamos a incorporar a nuestras vidas. Puede que coincida con el que ya teníamos o que os aventuréis a probar un tipo nuevo de colchón, en ese caso hay que valorar si el somier se puede utilizar con ese tipo de colchón o no.

La segunda pregunta, en el caso de que el colchón nuevo sea adecuado para el somier antiguo es si este se encuentra en buen estado. Un somier en malas condiciones puede ser tan perjudicial para nuestro descanso como un colchón en malas condiciones.

Un buen sitio para ver la variedad de colchones y el tipo de somier qué necesitan es echar un vistazo a la sección de colchones de El Corte Inglés.


Espero que estos consejos os hayan ayudado a saber si vuestro colchón está en el fin de sus días familiares o si aún puede convivir con vosotros algún tiempo más. Si finalmente decidís comprar uno nuevo, recordar depositar el viejo en el punto limpio y no dejarlo perdido por ahí.

Un abrazo para todos y todas, sed felices, nos vemos en las redes.

Facebook Twitter | Instagram Pinterest  | Youtube 

About Author

Creativa por naturaleza, he trabajado en televisión, radio, teatro e Internet. Community Manager, productora, diseñadora, amante de la naturaleza, aventurera, curiosa, creativa y lo que surja.....

No Comments

    Leave a Reply

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

    Aviso de cookies