Artes Cianotipia LabStamp Tintes fotosensibles

Cianotipia y heliografía: Qué son y cómo funcionan

18 julio, 2016

¿Se imaginaría el científico John Herchel en 1842 que hoy, una chica como yo, estaría diseñando camisetas gracias a sus descubrimientos? Quizás no entraba en sus planes cuando intentaba reproducir sus notas, pero tras dar en la diana con la técnica adecuada abrió todo un mundo de posibilidades para los artistas de la época y épocas venideras. John Herchel inventó la cianotpia. 

¿QUÉ ES LA CIANOTIPIA?

La cianotipia es una técnica de reproducción de imágenes basada en las propiedades fotosensibles del citrato de amonio férrico y el ferricianuro de potasio.

Al mezclar estos elementos químicos se forma una solución acuosa que se aplica sobre un soporte: Papel, tela, madera… y se expone a una fuente de ultravioletas como el sol. Los componentes reaccionan a la luz ultravioleta endureciéndose y tiñendo el soporte con un precioso color azul prusia. Aprovechando esta propiedad podemos colocar objetos o plantillas sobre el soporte que impidan el paso del ultravioleta en ciertas zonas y así crear imágenes. En estas zonas los químicos no reaccionan, son eliminados facilmente con agua dejándonos un precioso resultado.

Anna Atkins , amiga de John Herchel, fue una botánica francesa cosiderada como la primera mujer fotógrafa. Utilizó la cianotipia para registrar todo tipo de plantas y algas en un impresionante catálogo. 

Cianotipia de Anna Atkins

¿QUÉ ES LA HELIOGRAFÍA? 

Varios años antes de que John Herchel experimentara la cianotipia, el químico francés Joseph Nicéphore Niépce experimentaba con betún de judea y acetie de lavanda para crear la Heliografía. Esta técnica consistía en reproducir fotografías denominadas de positivo directo, es decir, a partir de grabados ya existentes. En una cámara oscura, sobre un soporte sensibilizado, se exponía la imagen durante ocho horas hasta que aparecía.

Junto a Daguerre (Conocido como el primer divulgador de la fotografía), el 14 de diciembre de 1829 comerzializaron el invento con un método que seguía los siguientes pasos:

En una piedra, un papel o una placa de metal – de cobre plateado, por ejemplo – se extendía un barniz realizado con betún de Judea disuelto en aceite esencial de lavanda, posteriormente se exponía la placa a la luz de la cámara oscura, para pasar después a bañar la misma en un disolvente compuesto de aceite de lavanda y aceite de pretróleo blanco y, posteriormente, lavarlo con agua templada, pudiéndose entonces apreciar la imagen obtenida. Fuente

 

 

Primer grabado conocido obtenido por Niépce, en 1825, con el procedimiento de la heliografía.

 

Hoy en día tanto la cianotípia como la heliografía son dos técnicas de reprografía en desuso, utilizadas casi exclusivamente por artesanos y artistas. Aún así, hoy es más fácil que nunca practicarlas gracias a los tintes fotosensibles que han surgido en el mercado en los últimos años, como los tintes Solar Fast. Por cierto, si queréis más información sobre esta y otras técnicas de estampación artesanal os recomiendo encarecidamente este libro. 

¿Conocíais estas técnicas? ¿Os gustaría probarlas? Estoy deseando leer vuestros comentarios. Un abrazo a todos y todas, sed felices.

Facebook | Twitter | Instagram | Pinterest | Google + | Youtube 

 

    Leave a Reply

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

    Aviso de cookies