Menu
Más cosas molonas

Tipos de fuente de jardín y cómo adaptarlas a una terraza

Desde los jardines de babilonia hasta las fuentes de Versalles, desde la Fuente de los Leones de la Alhambra hasta la Fontana de Trevi . Da igual la época, la cultura y la localización, las fuentes han sido a lo largo de la historia una pieza clave de los jardines. Como especie no podemos evitar tener relación directa con el agua y sentirnos atraídos por su movimiento, su armónico sonido y la frescura que ofrece. Quizás, por ello, no hay jardín que merezca ser llamado así sin que lo corone una fuente representativa.

Yo adoro las fuentes; el soniquete del agua cayendo me resulta relajante e inspirador y siempre he querido tener una fuente bonita en el jardín (cuando tenga, claro). Por ahora me tengo que conformar con una terraza pero eso no quiere decir que tenga que renunciar a una fuente y, en plena reforma de la terraza es otra de las piezas que quiero incorporar. He estado viendo opiniones sobre fuentes de jardín aquí y aún no se por cual decidirme pero intentaré poner las ideas en orden en este post y que así te sirva a ti también de ayuda para escoger tu fuente perfecta. 

Recuerda que este post pertenece a una serie de post sobre terrazas en las que os estoy contando todas mis ideas para reformar la terraza y hacer de ella un lugar acogedor.

Fontaine du bassin d’Apollon , Versalles

TIPOS DE FUENTES DE JARDÍN

Para empezar por algún sitio lo mejor será tener claro qué tipo de fuentes de jardín hay y así saber cuál de ellas es la mejor opción para adaptarla a una terraza. Huelga decir que a continuación hablaré de las fuentes de carácter ornamental, destinadas a los jardines privados, pues existe una extensa variedad de fuentes con otros muchos fines. 

Según su posición

Fuentes centrales: Son fuentes exentas que se pueden rodear por todas sus caras. Son un punto focal del jardín, en torno a ella se estructuran el resto de elementos y la vegetación. Suelen ser las más grandes y de carácter escultórico teniendo una base, donde se almacena el agua, y un elemento central.

Fuentes de pared: Están pegadas a una pared por lo que, aunque a veces se pueden rodear, solo nos muestran una de sus caras. Pueden formar parte de uno de los muros del jardín o tener una estructura expresamente diseñada para ella.

Fuentes de esquina: Las esquinas de los jardines suelen ser difíciles de decorar y en muchas ocasiones la solución aparece colocando una fuente adaptada al espacio. Es similar a la fuente de pared, en esta ocasión no se puede rodear.

Según su material

Fuentes de piedra: las fuentes de piedra natural son una de las más populares. Si la piedra se coloca en bruto, sin tallar, una sobre otra (con o sin mampuesto) suelen utilizarse para fuentes de pared y de esquina. Si la piedra está tallada (por ejemplo granito), puede conformar una pieza escultórica usada para fuentes centrales. Aún así existen muchas variantes. En cualquiera de los casos, son fuentes construidas.

Fuentes cerámicas: están formadas, habitualmente, por una fábrica de ladrillo y azulejería. Son típicas de la cultura árabe y muy populares en el sur de españa. Al igual que la anterior, son fuentes construidas.

Fuentes metálicas: al igual que las fuentes de Versalles o de La Granja de San Ildefonso (Segovia), las piezas que componen la fuente pueden estar forjadas, esculpidas o elaboradas con metales. Este tipo de material les da con el tiempo una pátina muy característica que aporta majestuosidad a la fuente.

Fuentes de materiales sintéticos: son todas aquellas fuentes construidas con materiales plásticos. Suelen ser fuentes de una sola pieza, fabricadas en serie y con diseños contemporáneos. (Las más fáciles de adaptar a una terraza)

Materiales mixtos: lo habitual es encontrar fuentes con materiales mixtos, por ejemplo combinando piedra y metal, o cerámica y piedra… 

Según el tipo de chorro

En cuanto al tipo de chorro de las fuentes debemos tener en cuenta varios aspectos, como el caudal del chorro; cuanto más caudal más ruido y salpicaduras hará y al contrario. Por otro lado, según la boquilla nos generará un chorro cristalino, pulverizado, espumoso… o, el número de chorros que tenga la fuente (1, 2, 10…)pero lo que realmente nos interesa a la hora de elegir una fuente para el jardín (terraza) es lo siguiente.

Chorro de burbuja: son aquellas en las que el chorro, que nace desde la parte inferior de la fuente, no sube más allá de unos centímetros creando una burbuja sobre la superficie del agua.

Chorros verticales: los que parten de la parte inferior de la fuente hacia arriba y generan un arco. Pueden ser más o menos grandes.

Chorros en caída: aquellos que parten de la parte superior de la fuente y caen hacia la base.

Según las alturas

En cuanto a la altura de la fuente, en este sentido podemos encontrar fuentes de una sola altura, compuestas exclusivamente por la base y un chorro, por ejemplo, como las de estilo árabe, o a varias alturas, en las que el chorro cae por distintos elementos generando ruido al caer. 

Según su funcionamiento

Un último aspecto a tener en cuenta es el tipo de funcionamiento de la fuente. La mayoría de ellas llevan motores que funcionan de forma eléctrica pero, puedes escoger que estén conectado a la red general o que funcionen a través de baterías externas o de paneles solares. Ten muy en cuenta este aspecto a la hora de escoger la fuente que quieras.

ASPECTOS A TENER EN CUENTA PARA ELEGIR UNA FUENTE DE JARDÍN PARA TU TERRAZA

Ahora que conocemos los tipos de fuentes ornamentales que existen y sus características, te mostraré una pequeña guía que te servirá de ayuda para planificar el tipo de fuente de jardín que quieres poner en tu terraza.

  1. Ten en cuenta el espacio disponible y escoge una fuente de un tamaño adaptado a tus necesidades.
  2. Decide si prefieres construirla o un modelo prefabricado.
  3. Decide si será una fuente fija, que una vez colocada ya no se podrá mover, o una fuente que puedes cambiar de sitio.
  4. Busca la localización adecuada que te permita colocar el resto del moviliario.
  5. Escoge el estilo que quieres: clásico, contemporáneo, artístico, natural…
  6. Ten claro la cantidad de ruido que quieres que haga tu fuente.
  7. Analiza las características de la terraza y qué tipo de mecanismo es el más adecuado para ella (corriente general, placas solares…)

Haciéndote estas preguntas te resultará mucho más sencillo decidir qué tipo de fuente de jardín quieres antes de comenzar a buscar y perderte entre las numerosas opciones que existen.


Espero que este post te haya gustado y servido, compártelo en las redes sociales si te ha parecido útil. Un abrazo para todos y todas, sed felices, nos vemos en las redes.

Facebook Twitter | Instagram Pinterest  | Youtube 

About Author

Creativa por naturaleza, he trabajado en televisión, radio, teatro e Internet. Community Manager, productora, diseñadora, amante de la naturaleza, aventurera, curiosa, creativa y lo que surja.....

No Comments

    Leave a Reply

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

    Aviso de cookies