Decoración

Cómo decorar tu hogar con estilo vingate

3 enero, 2019

Una buena decoración es el elemento clave para lograr un espacio cómodo, acogedor y muy original, sobre todo si se incorporan objetos antiguos para dar un nuevo aire. De esto se trata el vintage, la tendencia que rescata la belleza de esos muebles, sillones y objetos de los años 30 a los 70. Sin embargo, nunca está de más saber cómo sacar el máximo provecho a esta tendencia tan de moda. Aquí encontrarás algunas ideas que serán de gran ayuda en el momento de rediseñar los espacios de manera original y muy retro.

Elegir la tendencia

Lo primero es tener claro que un estilo vintage no tiene por qué ir de la mano con lo recargado, e incluso lo que esté roto o deteriorado. Una decoración vintage requiere mucho buen ojo y algo de inspiración, así que es completamente válido darle un vistazo a una que otra tienda vintage online para tomar ideas. Es muy común que muchas de estas tiendas online tengan una gran variedad de artículos, desde ropa y accesorios hasta muebles y electrodomésticos como salidos de otra época. Lo más importante es dar con los elementos del estilo vintage o retro que más se adapten al espacio elegido y más aún a la personalidad de quien decora.

Decoración-vintage

El siguiente paso es tener en cuenta qué alternativa del estilo vintage se utilizará para decorar, ya que hay muchas, y cada una con características diferentes. En esta lista es posible encontrar las cinco tendencias más importantes de este estilo:

  1. Shabby.
  2. Retro.
  3. Industrial.
  4. Romántico.
  5. Coast.

Por ejemplo, un tema más retro puede incluir muebles de los años 60, espacios iluminados y estructuras metálicas para decorar, mientras que para un estilo orientado al coast siempre es preferible elegir materiales como el mimbre, la madera decapada o algunos elementos que le den un toque mucho más rústico.

Decorar según el espacio

Al decorar un espacio es importante tener en cuenta no solo las dimensiones, sino también sus características, que pueden variar si se trata de una casa o un piso. Cada espacio puede combinarse de una manera diferente, como en estos ejemplos:

  • Baño: Es ideal para experimentar con distintos tonos de blanco o azul, según sea el caso. Los espejos de marcos dorados, elementos decorativos como las flores y jarrones de cristal e incluso una bañera con aire retro puede ser un gran must. La clave es no recargar.
  • Dormitorio: El uso de papel tapiz, tonos pastel o mate y mucha luz puede ser una buena idea. Las sábanas unicolores, las camas con base de hierro o madera e incluso una comoda retro de madera son elementos que puedes combinar con la decoración.
  • Cocina: Las grandes mesas de madera decapada sin duda atraerán las miradas. Añadir estantes de madera para dar un aspecto más campestre también es una buena idea, si se trata de la cocina de una casa.

 

Escoger el resto de los elementos

El siguiente paso es dar con las piezas claves que se necesiten para darle un nuevo aire a ese espacio. Por ejemplo, un estilo romántico sin duda requerirá de jarrones, flores o muebles de madera en tonos pastel, mientras que para un estilo industrial siempre será mejor elegir un mobiliario con detalles en acero, mucho más sobrio en contraste con paredes en tonos neutros, muy poco recargados. Es importante resaltar que los objetos decorativos deben ir a tono con la habitación que se quiere redecorar. Puede que para un dormitorio vaya muy bien un estilo romántico, pero si se trata de un estudio pequeño o un espacio que se utiliza comúnmente para trabajar un estilo nórdico no muy recargado o incluso detalles de estilo industrial sin duda iría mucho mejor. Y sobre todo, tener claro una de las máximas en el momento de iniciar cualquier proceso de rediseño: menos es más.

glass-bottle-1447991_640

Ir a mercadillos de diseño o tiendas de antigüedades puede ser una gran idea si deseas encontrar elementos para decorar. También puede ser de gran ayuda para saber cómo crear un estilo propio e incluso crear un espacio un poco más ecléctico.

Plus: dejar fluir la creatividad

Una de las grandes ventajas de optar por un estilo de decoración vintage es que los límites no existen, ya que es posible encontrar ese toque industrial que tanto se busca en piezas que pertenecieron a una fábrica, como relojes o percheros hasta ese elemento ecléctico en un póster de los años 40. La clave está en saber fusionar estos objetos para crear un estilo único. Incluso la restauración de cierto tipo de mobiliario, como grandes sillones de cuero, estantes de madera o armarios puede servir para darle un toque especial a ese rincón del hogar.

La tendencia vintage ofrece muchas alternativas para hacer de cada espacio algo completamente único y diferente. Descubrir la belleza de las piezas de hace más de tres décadas con estos sencillos consejos hacen que solo sea necesario tener mucha creatividad y por supuesto, saber dónde buscar.

    Leave a Reply

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

    Aviso de cookies