Menu
Actualidad / Artes

Mi experiencia estudiando historia del arte

Atención, este post es un poco diferente a lo que suelo escribir pero creo que puede resultar bastante útil para cualquiera que esté en mi situación, por eso quiero compartir mi experiencia.

Si habéis leído la bio del blog sabréis que soy licenciada en comunicación audiovisual. Una carrera que cursé hace ya 10 años y que disfruté un montón pero, con el tiempo, descubrí que lo que realmente quería hacer era bellas artes. La verdad es que me hubiera gustado haber estudiado este grado pero no fue así y durante estos años, por la necesidad de trabajar y el maldito plan Bolonia, no he tenido la oportunidad de poder matricularme. Aún así, como sabréis si me seguís en el blog, mi formación artística ha sido muy autodidacta. He estado formándome en multitud de técnicas a través de cursos, libros, experiencias propias…, por gusto, he acudido a una academia de arte para potenciar el dibujo, he ido seleccionando aquello que más me ha gustado y me ha permitido especializarme de forma muy concreta. Aún así, seguía sintiendo que no era suficiente, mi yo interior me pedía más conocimiento, más formación. Entonces me puse a buscar opciones, estuve valorando distintos Grados Superiores de arte, decoración e interiorismo, mirando opciones en distintas universidades etc y después investigar, decidí de un día para otro que me matricularía en el Grado de Historia del Arte.

¿Por qué Historia del arte?

Estuve pensando mucho si este grado era para mi o no, y finalmente decidí que tenía que probarlo. La formación de historia del arte es completamente distinta a la de bellas artes, es una formación teórica. Como es evidente, se estudia historia, se estudia arte, se estudia cultura… pero, en mi opinión, ambas cosas van intrínsecamente ligadas. Para ser un buen artista, decorador… es necesario conocer el pasado, los estilos, el trabajo de nuestros predecesores. La teoría y la práctica son hermanas. 

Para mi, personalmente, me resulta muy enriquecedor. Disfruto muchísimo aprendiendo y descubriendo la historia. Es un placer difícil de escribir. Mi objetivo al matricularme es disfrutar y aprender, por eso no me he puesto límites ni fechas. Empecé en 2018 y me he matriculado en cada curso en 1 o 2 asignaturas que he ido superando sin problemas por el momento. De esta forma las voy estudiando poco a poco a lo largo del curso, pudiendo dedicarle el tiempo que quiero (que en realidad es bastante poco, pero bueno, eso es otra historia). 

¿Cómo está siendo?

Es importante decir que a día de hoy soy estudiante, no he terminado. Y al ritmo que voy seguramente seré estudiante durante unos cuantos años más. Si cualquiera me pregunta qué tal el grado, la respuesta es clara ¡Intenso!. Las asignaturas están diseñadas por cuatrimestres (si… otra vez voy a perjurar en el maldito plan Bolonia) por lo que concentran muchísima cantidad de información en muy poco tiempo. Para alguien que escoja todas las asignaturas en cada curso puede resultar abrumador. En mi caso, me lo tomo con calma. Es decir, incluyo el verano y las vacaciones como periodo de estudio porque, simplemente, para mi estudiar es un hobby que disfruto, no una obligación. De esta forma y eligiendo 1 o 2 asignaturas por año, puedo estudiar con calma y de forma muy flexible.  Tan flexible, como que me dedico a hacer juegos y cosas que se me ocurren para estudiar, por ejemplo este juego para aprender los tipos de arcos

Por otro lado, cabe destacar, que la formación que yo he elegido es 100% online. No conozco a los compañeros pero gracias a los grupos de Whatsapp se crean comunidades de estudio muy dinámicas y maravillosas. Lo único que hacía presencialmente eran los exámenes, pero con la pandemia, éstos han pasado también a la modalidad online. Si no fuera de esta forma, me ocurriría lo mismo que con bellas artes, no podría cursar este grado. El tiempo que yo le dedico a las clases y el estudio es muy flexible, un día a unas horas, otro día a otras… el compromiso diario de acudir a un aula ahora mismo me haría imposible el estudio.  ¡Gracias tecnología! 

¿Qué espero?

Como ya he dicho anteriormente mi objetivo es simplemente aprender y adquirir conocimientos por puro placer. Aún así, ahora que estoy metida de lleno en ello y que lo estoy disfrutando tantísimo, empiezo a valorar la posibilidad de poder dedicarme a este área una vez concluya el grado.  En cierto modo ya lo estoy haciendo con los vídeos que os preparo en mi canal (os dejo uno a continuación) o todas las referencias históricas que os voy contando en el blog cuando hablo de temas de decoración (otra área que me tiene loca, no tengo remedio, me gustan demasiadas cosas).

Quizás cuando termine el grado empiece un grado superior especializado que me de la formación práctica que le falta a Historia del arte. Quizás, si la vida me lo permite, comience bellas artes. La verdad es que no lo tengo claro. En cualquier caso, por el momento voy a disfrutar del camino y, como siempre he hecho, compartir mi conocimientos y mi pasión a través de este blog en los temas que me gustan. 

Espero que esta pequeña experiencia que os he contado os ayude a conocer un poco mejor la formación en historia del arte. Si queréis preguntarme alguna cosa podéis escribirme por Instagram o por email y encantada de contestaros. Un abrazo para todos y todas, sed felices, nos vemos en las redes.

Facebook Twitter | Instagram Pinterest  | Youtube 

About Author

Creativa por naturaleza, he trabajado en televisión, radio, teatro e Internet. Community Manager, productora, diseñadora, amante de la naturaleza, aventurera, curiosa, creativa y lo que surja.....

No Comments

    Leave a Reply

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

    Aviso de cookies